Albañomaría: en búsqueda de la esencia

|

De estudiantes a creativos profesionales

Parece que fue ayer cuando descubrimos Tejares 11. Pero hace ya cuatro años de aquel día en que nos atrevimos a cruzar la enorme puerta de aquella nave. En ese momento tan solo éramos un grupo de estudiantes de la Facultad de Comunicación. Íbamos buscando un lugar en el que reunirnos, como sede del proyecto de agencia de publicidad que estábamos creando para participar en un concurso.

Por aquel entonces aún no habíamos encontrado nuestro nombre. Nos plantamos allí pidiendo un rincón en el que acoplarnos, ofreciendo a cambio poco más que cualquier cosa que pudiéramos hacer por ellos como “futuros profesionales en el mundo de la creatividad”. Pero llegamos a un acuerdo. Y nos acogieron.





Por eso, en cierto modo, Tejares 11 vio nacer Albañomaría.



Allí fue el primer sitio en el que nos sentimos como en casa. En el cuarto que había subiendo la escalera tuvimos algunas de nuestras primeras sesiones creativas alrededor de un calefactor. Allí imprimimos nuestras primeras muestras de logotipo, los primeros documentos corporativos… Incluso grabamos alguna que otra toma para nuestros vídeos de presentación. Y más de un día nos calentamos el plato de garbanzos. Por eso, antes de irnos, dejamos uno de nuestros felpudos como recuerdo.





Desde entonces ha llovido bastante…

Ahora somos un pequeño estudio de diseño amante de nuestra tierra. Apostamos por Andalucía y por el talento que hay en cada uno de sus rincones. Nos inspira el arte. Nos nutre la cultura. Y nos dedicamos a crear y a trabajar con marcas.

Utilizamos la estrategia, la creatividad y el diseño como herramientas para construir universos simbólicos que contienen todo lo que se lee, oye, ve y se siente de una marca. Con esto nos referimos a elementos como el nombre por el que reconocen a una empresa, a la identidad visual que le da presencia en el mercado, o a la personalidad que la diferencia de las demás.

Trabajamos en el plano físico, el digital y el emocional. Porque tanto el envoltorio de un producto como el diseño de un local o una web, son portavoces de la filosofía y los valores de una marca. Y hay que mantener la coherencia hasta en el más mínimo de los detalles.

Por eso una tarea de semejante trasfondo no se puede fabricar en serie.

Como artesanos de marcas, concebimos nuestro trabajo como una oportunidad de plasmar de un modo creativo e identificativo la esencia y la razón de ser de una idea, una empresa o una persona. Para que encuentre su lugar en el mercado. Para que conecte con su público.

Desde nuestros comienzos defendemos que para ser diferente no hay que inventarse una excusa; basta con ser uno mismo. Y eso lo aplicamos en cada proyecto que pasa por nuestras manos. No hay excepción si nos encontramos ante un cliente de reconocido prestigio, un comercio local o una iniciativa que apenas está emergiendo.

Sea cual sea el encargo, nuestra misión es moldear la esencia de cada uno de esos proyectos. Lijar los adornos que le sobran. Y pulir aquellos detalles que lo hacen algo único, auténtico y especial.

Esa es la clave de un trabajo #hechoAlbañomaría.

Para estar al día con todo lo que se cuece en Albañomaría:

facebook.com/artesanosdemarcas
twitter.com/estudioabm
instagram.com/estudioabm
behance.net/estudioabm


Deja un comentario

Para estar al día de todo lo que ocurre en nuestro espacio...

Apúntate a nuestra newsletter: